martes, 26 de noviembre de 2013

Sobre Hegel

 Uno de los principales reclamos que se le hacen a Hegel es su compromiso con el Estado Prusiano, el hecho de que llegó a ser el "filósofo del Estado". Y esto es cierto. Sin embargo es necesario entender al autor y su tiempo para poder comprender su posición. No se trata de defender su filosofía del Derecho sino de descubrir que Hegel no fue reaccionario, sino todo lo contrario, un espíritu progesista lo animó durante toda su vida. ¿Cómo se puede conciliar esto?
Generalmente hacemos nuestras clasificaciones a partir de la idea actual del Estado y de la crítica marxista al estado burgués. Sin embargo Hegel vivió años antes de Marx, murió en 1831 y Marx publicó el Manifiesto en 1848. Por tanto sería injusto aplicarle estos conceptos posteriores a un pensamiento anterior y acusarlo.
Un segundo elemento lo constituye el tiempo en que vivió Hegel: en el aire rondaba el espíritu de la Revolución Francesa. Hegel nació en 1770 y la toma de la Bastilla, símbolo del poder monárquico absolutista fue el 14 de julio de 1789.
Por otra parte Alemania viviá anegada por la multiditud de pequeños feudos medievales y esto hacía que los ojos de Hegel volvieran hacia una Francia ilustrada con un alto desarrollo industrial fruto del fin de la época medieval  y de la instauración de la República. Por eso Hegel interpretó que la Razón se había instaurado en una República democrática superando el autoritarismo arbitrario absolutista. Ahí gobernaba la Razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada