martes, 2 de abril de 2013

La interdisciplinariedad y sus resultados

Y los jitomates
La realidad es una pero la hemos dividido en múltiples partes para su mejor comprensión. Pero así también ha quedado nuestra misma comprensión: toda parcializada y unilateral. Cada uno se ha especializado en su área de estudio con la consecuencia de haber llegado a una Torre de Babel, una disociación fuerte entre ciencias humanas y ciencias técnicas. Ha sido hasta ahora un camino muy fructífero que favoreció la proliferación y el avance de las ciencias.Esto resulta problemático cuando absolutizamos la parcialidad y perdemos la totalidad.
Por eso es necesario ahora recorrer el camino contrario en una dialéctica de superación de la pacialidad en una nueva síntesis de la totalidad. Y para esto se requiere la decisión de los interesados. Se trata de la investigación en torno a un objeto común de estudio. Cada uno aporta desde su propia área buscando el diálogo y comprensión del otro, buscando puntos de encuentro.
No es suficiente el consejo técnico o el colegiado de docentes, porque ambos se inscriben en una misma forma de ver las cosas, desde una carrera o un ámbito específico (a esto le llamamos multidisciplinariedad). Requiere que sean personas de distintas áreas ("facultades" -diría Pablo González Casanova-) para llegar a una visión más comprensiva de la realidad. Es algo más que un trabajo en equipo, aunque lo supone.
He estado leyendo una biografía sobre Steve Jobs y me llama la atención su propuesta y combinación de diferentes áreas para la producción de computadoras y el manejo de la empresa. Generalmente primero los ingenieros desarrollan un producto y después los diseñadores buscan cómo hacer que encaje en un objeto concreto. Jobs hacía lo contrario, imaginaba un objeto y después pedía que los ingenieros se adaptaran a ese diseño, pero con determinados requerimientos de utilidad que sobrepasaban en un primer momento sus posibilidades de construcción. Pero así fue creando la iMac, el iPad, el iPhone, entre otras. Pero también implicaba la mercadotecnia, la presentación del producto, el embalaje, la administración, al grado que pudo levantar su empresa desde la bancarrota a ser otra vez de primer nivel, en 1998.
¿No podremos en nuestro mundo actual y lugar de desempeño personal lograr esta colaboración interdisciplinaria con el personal de nuestra área de trabajo? Es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada